Dislexia sin Complejos

lunes, junio 18, 2007

Editorial

Los editores de este Blog venimos preguntándonos, desde hace algún tiempo: ¿qué es lo que está ocurriendo en la Asociación Dislexia sin Barreras? Por las noticias que nos llegan de diferentes fuentes, parece existir, en el seno de la Junta Directiva, una brecha, aparentemente irreconciliable, como consecuencia de dos posturas enfrentadas: la partidaria de las Intervenciones Tradicionales; y la que se decanta por las Terapias Alternativas. La discrepancia debería servir para el enriquecimiento de la Asociación, pero, al parecer, se está produciendo el efecto contrario.
Uno de los objetivos de la Asociación es conocer y difundir los estudios mas avanzados sobre la dislexia, lo que no quita que se pueda estar abierto a otras formas de intervención. En la página web de Dislexia sin Barreras, en su Área Científica, podemos leer: "En Dislexia sin Barreras pensamos que cualquier hipótesis de trabajo debe ser considerada en tanto en cuanto no se sepan las causas últimas de este proceso y, siempre y cuando puedan tener algún grado de efectividad en determinadas personas con Dislexia. No obstante, desde esta Área Científica, haremos una evaluación precisa de aquellos aspectos sobre los que exista una mayor evidencia científica".
El problema parece estar en que hay que optar por una línea u otra. No obstante, ¿alguien ha preguntado qué es lo que quiere u opina el socio de Dislexia sin Barreras? Si la Junta Directiva es el órgano representativo de la Asamblea General para la gestión de la Asociación, que a su vez es el órgano supremo de esta, y que está compuesta por todos los asociados, ¿cómo puede cada una de las dos posturas hacer campaña sin saber qué es lo que quiere o por lo que se decanta el socio? ¿No sería más fácil preguntarle directamente? ¿Hacer una consulta sobre los intereses de los socios? Al fin y al cabo, para el cumplimiento de los fines de la Asociación, en sus estatutos, está previsto entre otras actividades, el "mantener una comunicación fluida entre los asociados utilizando los medios de comunicación telemáticos disponibles”.
Ahora bien, si la Asociación no cobra cuotas, resulta evidente que se depende de los donativos de particulares y de las subvenciones de organismos oficiales. Pero ¿cómo se puede solicitar una ayuda oficial para financiar una actividad NO RESPALDADA POR NINGÚN ESTUDIO CIENTÍFICO? Seamos serios, si se ha optado por la línea de no cobrar cuotas, la Asociación debe dar una imagen seria y rigurosa, apoyando intervenciones respaldadas por estudios científicos. Los otros tipos de intervenciones, no está de más que se puedan ofertar, pero con la medida, prudencia y cautela necesarias; y, por supuesto, como algo alternativo que quizás pueda resultar útil en algún caso, pero nunca ofreciéndolo como una panacea, máxime cuando no viene avalada por avances científicos significativos por los que, desde sus comienzos, la Asociación ha apostado.

Búsqueda personalizada

1 Comments:

  • Me produce tristeza que la junta este dividida pero agradezco la información.Desde luego que cada uno de nosotros podemos optar por la terapia que creamos mejor para nuestros hijos pero tambien pido a la dirección de la asociacion que nos informe cotejando la veracidad y eficacia de las terapias que nos propone.
    He asistido a algunas presentaciones de "terapias alternativas" en las que he sentido que me estaban vendiendo descaradamente su terapia.

    By Anonymous JUANCARLOS, at 25/6/07 14:05  

Publicar un comentario

<< Home